BubbleBobble_640_380

Bubble Bobble by Taito

EMPRESA
Taito

AÑO DE CREACIÓN
1986

GÉNERO
Plataformas

EMULADOR
MAME, Spectrum, Amiga, Amstrad, Sega Master System, Game Boy, Game Boy Advance, NES y Game Gear

PLAYERS

ARKADIAN RATING

Bubble Booble

 

Bubble Bobble es un videojuego de plataformas creado por Taito en 1986 para maquinas recreativas.
Uno o dos jugadores encarnan los personajes de Bub y Bob, dos pequeños dragoncitos que deben luchar a través de 100 niveles contra sus enemigos para rescatar a sus amadas novias secuestradas por el temible villano Super Drunk.
Para conseguir su ansiado objetivo Bub y Bob únicamente están armados con su habilidad y capacidad de lanzar burbujas, en las que atraparan a sus enemigos y luego rematarán haciendo explotar las burbujas con los pinchos de sus escamas de dragón.
Las burbujas son lanzadas por la boca de los dragones y duran un tiempo determinado hasta que se rompen. Estas burbujas pueden ser utilizadas como plataformas por nuestro protagonistas para alcanzar áreas inaccesibles o dar saltos gigantescos.
Pero no solo de disparar burbujas viven Bub y Bob, sino de recoger ítems con los que aumentaremos la velocidad al movernos, la distancia a la que lanzamos las burbujas, aumentaremos la velocidad a la que disparamos burbujas, pararemos el tiempo unos segundos para poder atrapar a los enemigos mejor y un sinfín de habilidades y maneras diferentes de incrementan la puntuación que os invitamos a descubrir por vosotros mismos.
Entre Bub y Bob existe un gran entendimiento y suelen ayudarse mutuamente para derrotar a sus enemigos. De esta forma Bub puede por ejemplo lanzar burbujas a Bob para que éste consiga llegar a algún lugar inalcanzable.
Este es el argumento de uno de los clásicos de los juegos arcade. Se convirtió en juego de culto y aún hoy lo sigue siendo.
Una de los grandes atractivos de este juego es la cantidad de diferentes ítems ocultos que pueden ser descubiertos. A lo largo de la partida se puede conseguir fuerza y armas extra.

Historia:
Taito, una compañía que sin ser tan conocida como Capcom, Atari o Konami, en los años de los salones recreativos regaló a este mundillo varias joyas como el padre de muchos videojuegos: Space Invaders, -icono total de finales de los setenta y asociado de manera inmediata a la palabra videojuego- el no menos mítico Arkanoid del que hablamos semanas atrás, y de posteriores grandes juegos con grandes destacados y muchos olvidados.
La compañía fundada en 1953 por Michael Kogan, hombre de negocios Ruso, lanzaría en 1986 un juego de plataformas tan sencillo como adictivo, de tan sencilla mecánica como grande diversión, Bubble Bobble.
El juego se hizo leyenda porque dio con la fórmula perfecta al mantener unos personajes carismáticos y graciosos con una jugabilidad tan sencilla de entender como a veces difícil de llevar a la práctica.
Esta leyenda que todos, o casi todos pudimos disfrutar en nuestra consola, casi fuera la que fuera, puesto que la lista de las plataformas a la que fue versionada es de infarto: Arcade, Commodore 64, Sinclair ZX Spectrum, Amiga, Atari ST, MSX, Amstrad CPC, Sharp X68000, PC (MS-DOS, en 1989 y 1996), Apple II, FM Towns Marty, Master System, Game Boy, Game Boy Color, Game Boy Advance, Nintendo DS, PlayStation, Sega Saturn, Nintendo Entertainment System, Famicom Disk System, Game Gear, sistemas móviles (Sprint PCS), Texas Instruments TI-8x series de calculadoras y alguna más que se nos queda en el tintero, otra como la de los sistemas BBC Micro que a pesar de estar preparada para ser lanzada nunca vio la luz, o una de las privilegiadas, la de Master System que recibió milagrosamente el doble de niveles, nada menos que 200.

Curiosidades:
Nada más meter una moneda y de manera instantánea, comenzará una de las canciones más famosas de toda la historia del videojuego. Tadashi Kimijima (KIM) creó una melodía que será largamente recordada desde 1986, y que a pesar de sonar a lo largo de todos los niveles en los que nuestros dragoncillos pululan por ellos, increíblemente no se llega a hacer pesada, y que se pegará a nuestra piel como un tatuaje permanente, como si Tadashi fuera el ranchero que calentó el hierro y nos dejó la marca para siempre en nuestra piel y oído.
Y como no, en este juego con tantas sorpresas y secretos, existe un "truco" planeado por su creador para conseguir llegar a la pantalla 100 mediante un atajo. Consiste en no perder ninguna vida durante el desarrollo. De esta forma, cada 10 pantallas, aparecen unas pequeñas "puertas" que, al entrar por ellas a ellas con cualquiera de los dinosaurios, se accede a una pantalla ocultas llena de diamantes que deben ser recolectados. Esta pantalla sustituye a la pantalla siguiente en la que se estuviera, es decir, si se coge en la pantalla 20, la sala equivaldría a la pantalla 21 y al terminarla se aparece en la pantalla 22, es decir, cada pantalla de éstas te hace saltar una pantalla automáticamente. De esta forma, al ingresar a estas "puertas" secretas, se pueden saltar un total de 3 pantallas. 21, 31 y 41.
Luego existe una última "puerta secreta" que aparece en la pantalla 50 y que hace que cuando un dragón entra en ella se saltan 20 pantallas en adelante, apareciendo en la pantalla 70 directamente y pudiendo llegar a la pantalla final (la número 100) de una forma más rápida.
Estas puertas secretas dejan de aparecer en el momento en que el que el primer jugador pierde su primera vida. En cambio el segundo puede ayudar a Bub en situaciones donde pueda correr ese riesgo, hasta inclusive perder vidas evitando así que la puerta no aparezca en determinado nivel.

Publicado en 2 jugadores, Maze, Plataformas, Top 10 Videojuegos Arcade, Top 20 Videojuegos Arcade.